sábado, 25 de agosto de 2012

Hijo adoptado: cómo, cuándo y quién debe decírselo


Casi todos los padres de niños adoptados tienen la gran duda de si deben decirles a sus hijos el hecho de que son adoptados o no, y a esto se le añade, si deciden contárselo, el hecho de no saber cuándo será el momento adecuado y cómo deben hacerlo. Para desvelaros la cuestión, la totalidad de los expertos abogan por decirle siempre la verdad, ya que las relaciones familiares, no deben basarse nunca en mentiras. Lo único que habrá que hacer es elegir el momento adecuado y decírselo con un lenguaje que él pueda entenderlo.

Cuando adoptamos a un niño es porque éste es deseado, es un acto de cariño y de amor, por lo tanto, parece lógico que no le ocultemos ésta condición, ahora solo debemos de escoger el momento adecuado. Pero, ¿cuándo hacerlo?

Cuándo decirle que es adoptado

Los expertos ante esta pregunta, opinan que se diga cuanto antes, de esta forma, facilitamos al niño adoptado que lo integre más pronto en la maduración y desarrollo de su propia persona, de aceptar la idea y el concepto de que es adoptado.

Aunque la lógica, (y las películas), nos digan que deberíamos esperar hasta por lo menos la adolescencia, por ello de que parece que tienen algo más de conciencia, los expertos recomiendan todo lo contrario. No debéis esperar hasta esas edades, tanto psicólogos como pediatras, coinciden que se debe decir en el momento en el que el peque empieza a tener uso de razón: un poco antes de los 4 años.

Muchos padres esperáis hasta que el niño es bastante mayor, con el fin de que entienda completamente el hecho de que es adoptado, pero en ocasiones esto, lo único que consigue, es que retraséis el momento por miedo a que le hagáis daño al comunicárselo, o incluso a que provoque separación.

Quién debe decirle que es adoptado
Lo natural y comprensible, es que el niño se entere de su condición por parte de sus padres adoptivos. El enterarse, accidental o intencionadamente, por otras personas de la noticia, solo puede contribuir a su desconfianza, y puede conseguir que el niño considere la adopción como algo vergonzante o algo malo.

Lo mejor, por otro lado, es que estéis presentes ambos padres. Esperad la situación propicia en la que estéis los dos y sacad el tema de conversación con él. Si tiene otros hermanos, es recomendable que estén presentes, aunque la conversación la llevéis vosotros, de esta forma evitamos en él desconfianza hacia cualquier figura de la familia que no esté presente en el momento de decírselo.

Cómo decirle que es adoptado

Lo más importante, no sólo para que lo entienda, sino para que la propia información no le repercuta negativamente en el momento de decírselo y en el futuro, es que adaptemos lo que le vamos a decir a su grado de madurez. A medida que el peque crezca y plantee cuestiones más concretas, le podremos añadir detalles y contarle cuestiones más específicas. Veamos 5 consejos sobre la información a darle:

Es bueno apuntarle que su madre biológica lo dio en adopción, porque no podía hacerse cargo de él, pero tampoco de ningún otro, y por ello intentó darlo a otra familia con posibilidades y donde el niño fuera a crecer feliz y sano.

Al niño adoptado deben quedarle claras dos cuestiones principales: que él fue un bebé normal como cualquier otro y que no tenía ninguna anomalía, ni ninguna otra causa, por la que la madre biológica quisiera darle en adopción.

Es importante recordarle que se le adoptó para toda la vida, no por ningún periodo concreto, que siempre será hijo vuestro. Esto evita sentimientos de abandono, que pueden pronunciarse, cuando piense que sus padres biológicos le dieron en adopción, y evitamos que estos sentimientos los transfiera a vosotros.

El hecho de que sea hijo adoptado no es un tema tabú. Podéis incluirlo en las conversaciones de la familia de forma natural, y expresando lo felices que estáis de que pasara a formar parte de vuestras vidas. Fuente: http://davidcortejoso.visibli.com/share/Nanma7

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario