miércoles, 10 de junio de 2020

El Cof2000 reabre el servicio presencial solo los miércoles y los jueves

Para cualquier cuestión, llámanos:

637 22 28 21

Aunque en algunos casos seguiremos utilizando los medios telemáticos de atención y orientación, en los casos en los que sea imprescindible la atención presencial, comenzamos a usar las instalaciones del Centro después de disponer de las medidas sanitarias prescritas por las autoriadades sanitarias del gobierno de la nación.





martes, 2 de junio de 2020

“Juntos en Camino, + Q2 ”; un Itinerario de formación y acompañamiento de novios.

La Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida, dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, publica “Juntos en Camino, + Q2 ” un Itinerario de formación y acompañamiento de novios para acompañar, preparar y ayudar a los jóvenes que están viviendo su noviazgo hacia la vocación matrimonial. Estos materiales se presentaron en la Asamblea Plenaria que tuvo lugar del 18 al 22 de noviembre de 2019.

A diferencia de un cursillo prematrimonial, que se realizan cuando ya se ha tomado la decisión de casarse, esta propuesta es un acompañamiento en el tiempo que dura el noviazgo para discernir sobre la vocación al amor a través del matrimonio y la familia.

El porqué del curso

La conveniencia de acompañar a los novios ofreciéndoles un itinerario de formación y maduración es evidente, ya que el éxito de cualquier proyecto depende del tiempo dedicado a clarificar sus objetivos, de su buena preparación, de la experiencia adquirida, y de los medios empleados para lograr los fines: “Al éxito, con la práctica”.

Aunque esto parece evidente, sin embargo, no acaba de ser aceptado espontáneamente. Se suele pensar que es suficiente con amarse y que no es necesaria una preparación específica para acceder a la vida matrimonial. Se dedican muchos años a la formación profesional, pero apenas se dedica tiempo a la formación de los novios/ del matrimonio.

El noviazgo es un camino de reconocimiento de una vocación. Una etapa de discernimiento personal para la construcción de un matrimonio y una familia, donde se educa el amor en la entrega, la acogida, la renuncia, el deseo y la voluntad. El principal objetivo, por tanto, sería acompañar a los novios en el propio discernimiento a la vocación matrimonial y el reconocimiento de la verdadera elección del futuro cónyuge.

Temario y metodología

La Subcomisión para la Familia y la Defensa de la Vida ofrece a las personas que van a impartir estos cursos un total de 12 temas. Se invita a que se aplique una metodología activa, que sea flexible según las características de cada grupo y en el que el papel protagonista lo lleven los novios. Los contenidos, la participación, la experiencia y, sobre todo, el acompañamiento a los novios son las claves de la metodología que se propone.

El primer tema consta de una sesión única, titulada “Iniciando el Camino”. La mayoría de los temas se dividen en tres sesiones, y algunos en dos, a excepción del tema 12, que, como la introducción, es de única sesión. La propuesta de estos materiales está planteada para llevarse a cabo de forma progresiva continua y sin interrupciones a lo largo de dos o tres años y con intervalos de dos semanas, aunque siempre se pueden adaptar las sesiones a las necesidades concretas de cada grupo de novios y según criterio de los responsables en el acompañamiento.

miércoles, 15 de abril de 2020

Servicio permanente del Centro de Orientación Familiar de atención telefónia

¿Quieres hablar con un profesional del Centro de Orientación Familiar para consultar alguna dificultad matrimonial o familiar?

Pide cita a través del teléfono de atención del Centro.




sábado, 4 de abril de 2020

Una colección de libros para tus hijos

Te traemos otro regalito, en esta ocasión hemos preparado para ti esta selección de libros pensando en las diferentes edades de tus hijos. ¡Que lo disfrutes!
PINCHA EN EL LIBRO


domingo, 29 de marzo de 2020

Guía de "duelo" para esta situación. Estamos a tu disposición

PINCHA EN LA IMAGEN
La situación excepcional actual, nos ha hecho cambiar nuestra forma de estar y experimentar el mundo, teniendo consecuencias impensadas y relevantes, provocando cambios en todas las esferas de nuestra vida, en nuestra manera de morir y despedir a nuestros muertos. Cambian nuestras rutinas, hábitos, costumbres, forma de pensar, forma de relacionarnos, lo que nos ha obligado a fomentar estrategias de adaptación.

En estos días, muchas personas están falleciendo y/o fallecerán a causa del coronavirus, pero otras muchas lo harán por el curso natural de la vida. La dimensión social de nuestras despedidas se ha visto eliminada, de forma justificada, para evitar males mayores. Actos alrededor de la pérdida tan significativos para el doliente como disponer del apoyo social en unos momentos tan difíciles o poder desarrollar con normalidad los rituales propios de nuestra comunidad (velatorios, ceremonias religiosas o rituales familiares...) son muy importantes para que el proceso de duelo sea normal y no se convierta en un duelo complicado. Sin embargo, el Estado de Alarma decretado y las exigencias sanitarias actuales han limitado en gran medida estas expresiones que validan el dolor y el sentimiento de pérdida de la persona doliente y, por eso, dificultan la elaboración de un duelo normalizado.


Por este motivo, esta pequeña red de psicólogas, trabajadoras sociales, enfermeras y terapeutas especializadas en pérdida y duelo hemos elaborado una serie de consejos que esperamos puedan ayudar a sobrellevar estos momentos tan difíciles de aislamiento e incertidumbre, ofreciendo otras formas que suplan esta necesidad de compartir y expresar el dolor con los demás y que al mismo tiempo nos permitan honrar la memoria de nuestros seres queridos fallecidos.

Seguimos estando a tu disposició



637 22 28 21

miércoles, 25 de marzo de 2020

La Jornada por la vida nos invita a ser sembradores de esperanza, paz y alegría

 
El lema de este año de la Jornada por la vida es “Sembradores de Esperanza”, siguiendo de esta forma el documento que hicimos público el pasado mes de diciembre: “Sembradores de Esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida”. El objetivo del mismo era ofrecer una mirada esperanzada sobre los momentos que clausuran nuestra etapa vital en la tierra, ayudar con sencillez a buscar el sentido del sufrimiento, acompañar y reconfortar al enfermo en la etapa última de su vida terrenal, llenar de esperanza el momento de la muerte, acoger y sostener a su familia y seres queridos e iluminar la tarea de los profesionales de la salud.

Teniendo presente la actualidad del mismo y ante la situación provocada por el coronavirus, la celebración de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo tendrá este año una motivación especial. Nuestro Dios, ante el dolor que sentimos todos, la incertidumbre ante la posible muerte de muchas personas, la inseguridad al ver lo vulnerables que somos como personas y sociedad, quiere aún hoy enviarnos al Ángel Gabriel para darnos una palabra de esperanza a nosotros que estamos sometidos a la realidad de la muerte y de la precariedad, quizás con un sentimiento de tristeza, soledad y angustia. El ángel nos dice como a María “alégrate el Señor está contigo”. Hay una razón para no perder la alegría profunda y la esperanza: “El Señor está contigo”.

El Señor sigue estando entre nosotros y en este tiempo nos sigue llamando a vivir como creyentes. En días de dolor, muerte y miedo como éstos, los cristianos debemos recordar que estamos en las manos de un Dios que es Padre capaz de sacar cosas buenas también de lo peor e, incluso, del mal objetivo. En las actuales circunstancias, los cristianos debemos seguir siendo en nuestro entorno –con
nuestra palabra y ejemplo- sembradores de esperanza, paz y alegría.

martes, 24 de marzo de 2020

LA RELACIÓN DE PAREJA DURANTE EL CONFINAMIENTO POR EL CORONAVIRUS

El Cof2000 sigue a tu disposición, como sabes, en el teléfono permanente 637222821, al que puedes llamar o enviar un mensaje. Intentaremos atenderte o derivarse a un profesional que te atienda on line o por video conferencia.

Recogemos a continuación un buen artículo que puede servirnos como medios de ayuda para la convivencia de pareja en nuestra ámbito familiar durante este periodo de "confinamiento".
 
Estamos asistiendo a una experiencia extraordinaria a nivel individual, social, familiar y de pareja debido a la pandemia producida por el COVID-19 y la medida impuesta por el gobierno y el Ministerio de sanidad de que permanezcamos confinados en casa por un tiempo prolongado.

Son muchas las consecuencias derivadas de este confinamiento y la relaciones de pareja se están viendo afectadas en muchos niveles con tan sólo unos días que llevamos de “encierro”.

Se nos presentan muchos días de mucha responsabilidad individual y de tener que lidiar con un malestar que puede ir variando día a día.

Son numerosas las parejas que están coexistiendo durante esta cuarentena por el coronavirus y que se preguntan cómo cuidar la relación de pareja en este contexto que nadie preveía.

Venimos en su mayoría de pasar sólo horas al día juntos, invirtiendo cada uno la mayor parte de sus horas en sus quehaceres y algún tiempo del día en la relación de pareja, ahora de manera no elegida hay que estar 24 horas confinados juntos.

Un primer punto que nos parece importante, si se tiene espacio, es que cada uno pueda tener un rincón en casa para sí mismo, donde poder retirarse en los momentos en los que lo necesite y poder trabajar y realizar sus actividades ahí. Si no se dispone de mucho espacio, podría ser importante turnarse el espacio común.

Otra de las claves es que cada miembro de la pareja trate de llevar dentro de casa, todo lo posible, lo que tenía fuera (trabajo, estudios, ejercicio, proyectos en general…).