martes, 23 de octubre de 2012

Ejercicio para embarazada: Fitball

Es probable que muchas personas hayan visto en los gimnasios o en vitrinas deportivas, una pelota gigante que se utiliza para hacer ejercicio. Bueno, ese accesorio deportivo es para hacer fitball, palabra que une ‘fitness’ (estado físico) y ‘ball’ (balón).

Para embarazadas estas clases se imparten de manera especial, pues es sabido que mientras crece la guatita, la tonicidad se va perdiendo, pero esto no tiene porqué ser así, porque la tonicidad en el cuerpo se puede mantener, aunque la panza vaya creciendo. Ademas, esto ayuda a los glúteos y a los cuádriceps.

ABDOMINALES: Durante el primer y segundo trimestre puedes realizar los abdominales acostada en el suelo con las piernas apoyadas en el fitball. Desde esta posición, flexiona el tronco expulsando el aire lentamente y vuelve a la posición inicial inspirando. Las manos pueden estar en la nuca o tocar las rodillas durante la flexión de tronco. En estos dos primeros trimestres has de ser especialmente cuidadosa con los movimientos bruscos: evítalos.

GLÚTEOS: En cuatro, con apoyo de antebrazos y rodillas, levantar una pierna flexionada hasta la altura de la cadera, espirando.

En general, estos ejercicios logran una mejor tonificación muscular, una mayor flexibilidad y una mayor relajación. Para las embarazadas, en concreto, se consigue mejorar y corregir la postura corporal antes y después del parto, preparar los músculos perineales para el momento del alumbramiento, prevenir dolores de espalda o de articulaciones, preparar el suelo pélvico para soportar el mayor peso del abdomen y alejar el riesgo de disfunciones uro-ginecológicas.
Sin embargo, si tienes amenaza de parto prematuro, incompetencia de cuello uterino o placenta previa no debes realizar este tipo de ejercicios; por eso la recomendación es consultar SIEMPRE antes al médico y en base a su respuesta, aceptar el ejercicio.Fuente: http://likr.es/URiOlvTQ

No hay comentarios:

Publicar un comentario