martes, 2 de octubre de 2012

Empieza a caminar: del gateo a andar solo.

Alrededor del primer cumpleaños los bebés suelen alcanzar un hito importante en su desarrollo: el desplazamiento autónomo.

Este fin de semana ,tras muchos días intentándolo sin éxito, mi hijo menor - Pol de 11 meses- ha empezado a gatear.

Para animarle un poco voy colocando delante de él juguetes que sé que le interesan, cerca de él pero no tanto como para que pueda cogerlos sin esfuerzo. Algunos pediatras aconsejan poner ciertos objetos pequeños, como almohadas o cojines a modo de obstáculos para que el bebé sortee cuando ya gatee mejor, de esta manera mejora su confianza y agilidad.

El gateo favorece el fortalecimiento de los músculos de las piernas, lo que más tarde le permitirá caminar. Si nos fijamos en varios bebés gateando observamos como cada uno tiene su propia técnica: unos se desplazan sentados (arrastrando sus nalgas), otros con su tripa (como si nadaran), y otros utilizando rodillas y manos. Pero lo verdaderamente importante no es la forma sino que aprenda a desplazarse por sí mismo.

Para que nuestro bebé se anime y gatee cada vez con mayor soltura debemos permitirle gatear a su aire y por donde quiera, siempre que no suponga ningún peligro y sea un lugar seguro. Debemos dejarle explorar y descubrir, ya que es fundamental para su desarrollo. La regla es : cuánto más se divierta más ganas tendrá de hacerlo.

Con el gateo, cerca el primer cumpleaños la mayoría de los bebés se mueven solos por todas partes, gateando con gran habilidad. No obstante, hay niños que se saltan esta fase y empiezan a andar directamente. Otros niños tardan algo más en aprender a caminar, pudiendo retrasar este hito hasta los 15 o 16 meses. Empiecen cuando empiecen debemos respetar los ritmos, ya que cada bebé es diferente.

El hecho que un niño empiece más pronto que otro no tiene ningún significado en cuanto a sus logros posteriores, si bien los padres viven o vivimos con orgullo la precocidad en este sentido. Seguro que muchos de nosotros habremos oído en algún lugar: " ¿Todavía no camina? El mío con 10 meses ya caminaba solo!" ... Pues muy bien! El nuestro ya andará.

La edad en la que cada bebé empieza a caminar viene determinada por numerosos factores, entre ellos el grado de maduración interna del niño y factores ambientales. No existe ningún sistema que acelere el proceso, ni debemos buscarlo, no es conveniente. Cuando el niño se encuentra preparado nos lo hace saber: no quiere estar sentado, todo el tiempo prueba ponerse en pié y quiere andar cogido de nuestras manos. Este es el mejor andador.
El niño que está en el proceso de empezar a caminar, se pone en pié, se cae, se vuelve a levantar y se agarra en todo lo que puede y está a su alcance. De este modo va desarrollando su sentido del equilibrio, desarrolla la fuerza en sus piernas y la seguridad suficiente para mantenerse en pié.


Cada niño tiene su propio estilo de aprendizaje:
unos son más temerarios, otros más miedosos;
unos se atascan cuando se caen;
otros buscan enseguida los brazos de los mayores si pierden el equilibrio y acaban en el suelo;
y otros ... tratarán de salirse con la suya cueste lo que les cueste.

Al ponerse en pié y empezar a caminar la perspectiva del niño cambia. Puede decidir acercarse a un objeto y cogerlo. Consecuentemente, debemos prepararnos para tener mil ojos y velar por la seguridad de nuestro hijo. Debemos estar muy atentos con todo y vigilarlo en todo momento. Cuidado con las escaleras y los enchufes, los manteles que cuelgan de las mesas y con todo lo que puedas tener a su alcance como plantas y objetos de decoración ya que se lo llevan todo a la boca y podría atragantarse o incluso intoxicarse.

Los niños de esta edad, necesitan obviamente los brazos o la sillita de paseo. Que sepan andar no significa que puedan ir de nuestra mano a dar una vuelta, son todavía muy pequeños y hasta el tercer cumpleaños casi el cuarto no podemos pretender que nos siga.
Fuente: http://mimamapsicologainfantil.blogspot.com.es/2012/05/empieza-caminar-del-gateo-andar-solo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario