martes, 23 de octubre de 2012

La importancia del calcio en el embarazo

El calcio es el elemento fundamental en huesos y dientes, y el mineral más abundante de todo nuestro organismo. También contribuye a tareas tan importantes como la contracción muscular y la actividad cardíaca.

Durante el embarazo debemos cuidar mucho nuestra dieta con el fin de que la dentición no sufra pérdidas de calcio, y puede traducirse en posibles problemas dentales.

Los alimentos con más calcio
Durante el embarazo, cuando el bebé se está formando, necesita una mayor cantidad de calcio. En el tercer trimestre, la formación de los huesos del feto, necesitan alrededor de 250mg de calcio diarios. Si esto no lo aportamos con la comida, los huesos y los dientes, comienzan a sacrificarse a favor de la formación de los huesos del bebé.

Sin embargo, es una tarea a priori sencilla, ya que tanto la leche como sus derivados, son alimentos muy ricos en calcio: leche, yogures y queso, que tiene todavía mayor cantidad de calcio que la leche.

Si por una casual, la leche no es uno de tus fuertes, tampoco conviene abusar de los quesos, ya que tienen una buena cantidad de grasas. Existen otros alimentos que aportan buenas cantidades de calcio: alcachofas, lechuga, col, espinacas, frutos secos y las legumbres.

Consejos para la adecuada absorción del calcio

  • Con el fin de favorecer que el calcio que puedas aportar con la alimentación se absorba adecuadamente, y evitemos la pérdida del mismo en el tercer trimestre de la gestación, conviene no comer los lácteos mezclados con cereales, ya que contienen un alto contenido de ácido fólico, que reduce considerablemente la absorción del calcio en el intestino.
  • También los polifosfatos, que se usan como aditivos en algunos quesos o jamón cocido, tienen un efecto parecido al ácido fólico, dificultando la absorción del calcio en el intestino.
  • En el mercado, también nos encontramos con una gran variedad de productos enriquecidos con calcio, es hora de prestarles atención: yogures, quesos, zumos, galletas, chocolates…
  • La vitamina D es fundamental para que el calcio esté presente en el organismo. Esta vitamina D se forma cuando exponemos nuestra piel al sol, por lo tanto es buen momento para exponernos al sol (siempre con la protección adecuada, claro está).
Reglas básicas que hay que cumplir
Con el fin de que dentadura y tus huesos no sufran la posible pérdida de calcio durante el embarazo, es conveniente que recuerdes:

- Consumir a diario lácteos. Un vaso de leche puede aportarte 300 mg de calcio, o bien con 2 yogures o con 100 de queso blanco. Las leches enriquecidas te pueden llegar aportar hasta 400 mg en un solo vaso.

- La actividad física moderada siempre es adecuada para movilizar los huesos y que estos se renueven.

- Beber agua mineral, ya que algunas contienen cantidades importantes de calcio por litro.

- Toma el sol siempre que sea posible, y si es necesario con protección, con el fin de que se asimile suficiente vitamina D.

- Durante el embarazo, es fundamental una visita al dentista con el fin de que te revise y diagnostique precozmente posibles problemas en la dentadura.Fuente: http://davidcortejoso.visibli.com/share/ooZtXn

No hay comentarios:

Publicar un comentario