martes, 6 de noviembre de 2012

COMENTARIO SOBRE EL ABORTO


A raíz de una noticia oída el 26 de noviembre, en la que la consejera de medio ambiente de Málaga da a conocer el haberse encontrado el cadáver de un bebé recién nacido, con su cordón umbilical, en la cadena de residuos sólidos; se desencadenan una serie de comentarios entre los que se encuentran: el estado de shock en que se encuentra el operario que descubre el cuerpo…, la posibilidad de que el bebé hubiera podido ser adoptado por una familia demandante de adopción…, ¡hasta el horror que supone la muerte de este niño en un medio social con carencia de valores!…, hasta aquí lo oído en el comentario de la noticia.

Ahora me pregunto: ¿cuál es la opinión que nos merece la situación actual en que, ese ¡horror!, se siga permitiendo con el aborto de tantos niños GLA en la legislación actual?.... ¿no estaremos haciendo uso de un fariseísmo a ultranza por el “simple” hecho de que un bebé sea eliminado en el útero de su madre?...., en esto, ¿no se sienten “dañados” por la eliminación del prenatal?.

Y a todas estas no sabemos si el niño encontrado, entre los escombros de basura, tenía alguna malformación para que ¿su madre? se hubiera abocada a usar “del monte Taigueto”.

Las estadísticas arrojan 2945 abortos ocurridos últimamente en Santa Cruz de Tenerife (de ellos 1’4% - 21 casos- por un grave riesgo para la vida o salud de la embarazada). ¿Esto no es motivo del ¡horror!, que señalaba la delegada del medio ambiente de Málaga, ante lo ocurrido en su provincia?.

Fariseísmo puro…., o ¿no?

Personalmente me da pena escribir esto en un país que ha sido paladín de los valores cristianos europeos. Pero más ¡horror! me causa la degradación a la que nos conduce la subjetividad social que lleva a considerar legítimo lo que, egoístamente, nos parece bien o mal sin tener en cuenta a aquel que, por su edad biológica, no es capaz de hacer su elección de vida y hacemos de nuestra opción un reconocimiento a nuestra libertad (disfrazada de derecho) en nombre de una democracia de la que hacemos gala.

¿Fariseísmo?.......

Por otro lado se alaba y se enaltece el derecho a la vida y por el contrario se aconseja el aborto como tendencia a resolver situaciones y se “omiten” o dejan de apoyarse otras posibilidades que favorezcan la vida del no-nato dignificando la maternidad y paternidad o se “juega” con la ignorancia de otros: no hace mucho tiempo, hablando de este tema, una señora me comentaba que “ no entendía el que hubiera personas que se oponían al aborto antes de los 3 meses puesto que en ese tiempo la mujer sólo tenía “un bulto”.

En este momento evoco el famoso juicio de Salomón en el que muchos resaltan la sabiduría del monarca y no tanto el amor de una madre que prefiere renunciar a su derecho de maternidad antes de que su hijo fuera “dividido” en dos.

Sé que nos puede parecer escabroso tratar el tema del aborto porque entran en conflicto intereses personales, a los que se trata de justificar razonablemente, y nuestra propia naturaleza.

Indudablemente el tema del aborto no es nuevo. Ha existido y seguirá existiendo. Actualmente se ve incrementado ante la situación de crisis, en todos los sentidos, en que se ve inmersa la sociedad actual; pero me niego a admitir que, en esta misma sociedad, con los avances de los que hace gala; no se ofrezca una mejor solución a este problema social que atenta a la dignidad del ser humano.

El día 1 de noviembre, celebramos los cristianos el día de Todos los Santos. Bella y necesaria celebración con la que evocamos a aquellas personas que hicieron de su vida una entrega a los planes de Dios. Entre ellos se encuentran estos niños, Santos Inocentes, a los que encomendamos, como Ángeles Custodios para que velen por sus padres y por todos nosotros.

PATRICIO GARCÍA RAMOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada