jueves, 27 de junio de 2013

Elección de sexo: La frivolización de la reproducción asistida

Una clínica de reproducción asistida ha impulsado una recogida de firmas para cambiar la ley española y que se pueda elegir el sexo del hijo. El Instituto de Reproducción Cefer ya ha conseguido que el Congreso admita su propuesta y ahora necesita el apoyo de 500.000 ciudadanos.

La supuesta aprobación de esta IPL supondría un cambio en los pacientes de las clínicas de reproducción asistida, que dejarían de ser sólo mujeres sin pareja masculina o parejas con infertilidad y empezarían a incluir parejas sanas que se sometieran a estas técnicas no por motivos médicos, sino por un deseo personal de tener una descendencia de determinado sexo, advierte un artículo publicado en Infocatólica.

Al jefe de la Unidad de Reproducción Humana del Hospital de Cruces de Bilbao Roberto Matorras le preocupa sobre todo la situación de los embriones del sexo indeseado. También la “frivolización de la reproducción asistida” que la elección de sexo puede conllevar.

Es cierto que existe una técnica, la filtración con espermatozoides, que permite seleccionar los espermatozoides más proclives a formar un varón, lo cual mitiga los problemas éticos de la elección de sexo. Sin embargo, se trata de un procedimiento «poco eficiente», por lo que no se utiliza, explica Matorras.

De momento se recogen firmas en los cuatro centros que Cefer tiene en Barcelona, Lérida y Valencia pero pronto se podrá también firmar en el resto de clínicas de reproducción asistida de la asociación nacional de clínicas de reproducción asistida.

En España, la ley impide que las personas que recurren a las técnicas de reproducción asistida puedan elegir el sexo de su bebé, mientras que en otros países como Estados Unidos y México está permitido.

Pero esta posibilidad vulnera la dignidad del embrión humano, que tiene unos derechos intrínsecos por defender y promover.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el 28 de noviembre de 2012 a Costa Rica por haber prohibido en su legislación, hace 12 años, la fecundación in vitro (FIV). La sentencia afirma que “el embrión no puede ser entendido como persona” o que el derecho a la vida “no es absoluta, sino gradual e incremental según su desarrollo”. http://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/resumen_257_esp.pdf

En este sentido, el pasado 20 de abril se reunieron en la ciudad mexicana de Guanajuato diferentes expertos en Bioética (médicos, filósofos o juristas, entre otros) para firmar un documento, dirigido a los mandatarios del país, donde plantean diez reflexiones que evidencian algunas deficiencias de la sentencia de la CIDH. Se trata de la “declaración de Guanajuato”.

Los suscritores de este documento, más de 100 expertos y ciudadanos de diferentes países, defienden la dignidad humana como “el principal fundamento de los derechos humanos”. Asimismo, recuerdan que un embrión tiene vida desde el principio y por tanto, es un ser humano que merece el mismo trato que cualquier otra persona.

Cabe recordar que la decisión de la CIDH abrió las puertas al aborto en toda América Latina. Y en Costa Rica, aunque esta práctica teóricamente está muy restringida, se ha convertido, como en otros países, en un negocio para muchos.http://www.eluniversal.com.mx/nacion/149846.html

Por su parte la iglesia católica del país ha denunciado, en diferentes ocasiones, la resolución. “Consideramos que este fallo es un lamentable ejemplo de la ideología de la cultura de la muerte”, matizó la Conferencia Episcopal de Costa Rica en un documento. http://arquisanjose.org/2011b/?i=17z&sb=7&id=2177

Para leer o adherirse a la declaración de Guanajuato:
http://www.declaraciondeguanajuato.org/index.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario