jueves, 25 de julio de 2013

Patricio García Ramos: "Pensamientos (V)"


En estos momentos se habla de una nueva Ley de Educación en España. Surgen polémicas. Hay manifestaciones y están agitadas las instituciones político-sociales. Hasta la misma palabra EDUCACIÓN entra en polémica pues se dice que un centro es docente y no educativo, que la educación es propia de la familia. Desde luego estoy de acuerdo en la responsabilidad de los padres en la labor educativa de los hijos pero ¿la exime de los centros de los centros educativos?.

Por otro lado he oído decir a padres que “conciben su misión, como más amigos de sus hijos que de padres” y otros: “el padre tiene que ser padre”. En fin opiniones para todos los gustos.

Quiero pensar que con la palabra “amigo” se quiere decir: ser dialogante y no autoritario, ser sincero, actuar con confianza, entrar en empatía…… De todas maneras, lo cierto es que se quiere dar tantas vueltas a nuestro lenguaje que usamos términos que nos lleva a confusiones interpretativas.

Los progenitores bastante tienen con ser padres y madres. ¿Concibes título mayor?. ¿Palabra más entrañable?.

La palabra “amigo” también es entrañable pero, en mi opinión, parece más lejana porque a los amigos optas tú libremente y abarcan un número ilimitado graduándolos en orden a la intimidad, Padre y Madre son donados, singulares y se dan en todo. El ser padre y madre; hijo e hija se es, no se elige.

Dentro de los problemas de toda índole en que pueda estar envuelta la familia, en la que no faltan las contrariedades que nos llevan al distanciamiento o a dudas en el reconocimiento de si lo estaremos haciendo bien, unos y otros, y hasta el cariño se cuestiona; siempre se conserva en los hijos, como sello de identidad: el amor, la educación, la preocupación por su formación y salud….., en definitiva, el esmero e ilusión que sus padres pusieron en ellos.

Me lleva a pensar que el empeño de algunos en querer ser amigos más que padres encierra, muy en el fondo del término, la falta de compromiso.

La palabra compromiso se ha vuelto muy difícil de acuñar en estos momentos porque, en nuestro pensar egoísta, coarta nuestra libertad. Pensamos que si no tenemos compromisos somos más libres.

El ser Padre-Madre-Hijo-Hija lleva implícito mucho compromiso luego…………………

Reflexiona: ¿Tu vida no es un compromiso?........, ¿Puedes vivir sin compromisos?......., ¿El querer ser libre no es, en sí, un compromiso?........., ¿Tu felicidad no es compromiso?............

Al fijarme en las grandes personas, en aquellos que han pasado a la historia de la humanidad; en las que son ideales firmes en cualquier sector de la vida……….., me he dado cuenta que, a pesar de su diversidad de pensamientos e ideales, a todas les unía un mismo lazo: EL COMPROMISO.

Pues bien, la paternidad está por encima de la amistad porque encierra mucho amor gratuito, que se hace desde la libertad, constituyéndose en compromiso. Compromiso que lleva, a la institución familiar, a estar considerada como la más apreciada y valorada entre todas las que conforma la sociedad en la que vivimos. Con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario