martes, 2 de diciembre de 2014

PRESENTACIÓN MEMORIA COF2000, AÑO 2014


Con alegría presentamos la Memoria del Cof2000 del año 2014. Alegría agridulce. Una alegría que nos mantiene en el descontento necesario y conveniente para seguir adelante.

¿Por qué descontento? Porque falta aún mucho, porque no alcanzamos casi a ser más que una anécdota de servicio al matrimonio y la familia en nuestra diócesis, porque sigue existiendo mucho dolor y muchas heridas en el amor humano, porque no llegamos a todo lo que es necesario llegar...

Creemos, por otro lado, que este descontento no es desilusión. Para nada. La desilusión paraliza la voluntad, el descontento nos pone en pie. Nos sitúa en actitud de lucha. Descontentos sí, pero desilusionados no.

De ahí el agridulce de la alegría con la que ponemos en tus manos esta Memoria del Cof2000 correspondiente al año 2014. Una memoria con datos, con cifras, con números..., pero una Memoria que habla de personas que se esconden detrás de cada dato. Personas que han dado y personas que han recibido.

No nos referimos sólo a los colaboradores y a los usuarios como quienes dan y quienes reciben, sino a ambos y en ambos aspectos. Muchos nos dan los usuarios y mucho recibimos los que colaboramos con nuestro tiempo y nuestros bienes a la marcha del Centro.

Especial relevancia ha adquirido la obtención del reconocimiento del Servicio Canario de Salud como "Servicio Sanitario" gracias al que podemos continuar prestando servicio de terapia por parte de psicólogos clínicos y sanitarios, así como aportando el servicio médico y psiquiátrico.

En ese sentido, aún nos resta concluir la superación de los obstáculos arquitectónicos de accesibilidad al Centro. Eso lo tendremos que resolver próximamente.

Nos gustaría destacar la labor de ayuda a la maternidad en dificultad. No sólo nos debemos sentir contentos por defender la vida siempre, desde la concepción hasta su fin natural, sino que además hemos de "dar trigo" y colaborar con aquellas causas y situaciones que convierten el aborto como la única salida presente en el horizonte de la solución de los problemas. Porque al final la solución se convierte en causa de mayores males para la salud física y psicológica de la mujer.

La presentación de la Memoria nos ofrece la ocasión de seguir pidiendo. Porque hay mucho aún por hacer. ¿Qué sigue haciendo falta todavía?

* Personas generosas que tengan tiempo y profesionalidad que ofrecer a otros con la finalidad de aliviar las heridas del amor humano.

* Personas que dilaten este servicio más allá de la zona metropolitana acercando estos medios allí donde se necesitan, que nuestra diócesis y provincia es cuatro veces insular.

Presentar la Memoria del año 2014 es, finalmente, un sencillo documento que sólo busca ofrecernos la posibilidad de dar juntos gracias a Dios.

Muchas gracias a todos.
18 de noviembre de 2014. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario